Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 octubre 2009


Las noticias ahora corren a velocidad de espam y nadie quiere quedar rezagado. Un hombre dijo que se le escapó un globo tripulado por su hijo de seis años y logró que infinidad de medios se interesaran por su falsa historia. El padre era un excéntrico que quería hacerse rico y famoso para salvar a su familia del fin del mundo. Terra inventó una invasión de ovnis en Galicia para promover su portal. Una compañía telefónica en Letonia difundió el video de un meteoro y fabricó un cráter para vender más teléfonos móviles. Hace unos meses, una serie de falsos documentales colaron en la realidad social argentina –con la complicidad rentada de varios programas de televisión- para decir que un futbolista, Javier Mascherano, tenía un motor Fiat implantado en el cuerpo. El mensaje de una modesta página web se instaló en la prensa y generó otro fenómeno social apócrifo, This Man.

VER SLIDESHOW

El sitio dice que una cara, siempre la misma cara, aparece en los sueños de pacientes psiquiátricos en distintas partes del mundo. El creador del sitio, Andrea Natella, resultó ser discípulo del extinto colectivo Luther Blissett, un grupo de hacktivistas italianos que propagaba noticias sobre sucesos inexistentes para denunciar la verdadera farsa, que es el concepto de realidad que venden los medios.
El objetivo de Natella no suena tan altruista: al parecer, pretende posicionar a Guerriglia Marketing, una empresa que promete “obtener el máximo de visibilidad con un mínimo de inversión”.

The Blair With ProjectEFECTO CHAPULÍN COLORADO. El mercado devora la realidad y casi nadie zafa. La prensa que hace de la falta de rigor una fiesta cae en su propia trampa. Poderosos medios compraron con voracidad la historia del globo perdido con el nene adentro. Otros tantos –con la bendición de ciertos ufólogos- se tragaron el plato gallego. Varios científicos asomaron sus bustos parlantes en los noticieros para pontificar sobre el meteorito que nunca había caído. ¿El bluf es tendencia? No. Desde la caminata sobre el agua de Cristo hasta la muñecopsia de Roswell pululan las falsas noticias. Internet ahora facilita su expansión, pero la radio y el cine cantaron primero. Se acaban de cumplir diez años del estreno de The Blair Witch Project (D. Myric y E. Sanchez, 1999). Fue una película de bajísimo presupuesto que desbancó a superproducciones mediante una astuta estrategia de marketing viral. Hicieron creer que el film iba a contar una historia de terror real. Ahora es un truco trillado, pero había que jugarse cuando los conectados éramos tan pocos.
Entre ciertos lechuginos, el efecto de estas historias -el nene en el globo, el tipo que aparece en sueños, el jugador con un motor turbodiesel en el estómago o el falso cráter de meteorito- recuerda a las veleidades del Chapulín Colorado: “Lo sospeché desde un principio”, dicen. Cuando se devela el truco, todos somos genios. Que nadie se autoengañe: los medios las publican porque son mercancías valiosas. ¿Son sapos o lo parecen? Me ne frega, deben pensar. Mañana pasamos a otro tema.

La autopsia de un ETSABOTAJES INSTRUCTIVOS. Las diferencias de algunas de estas historias con el fraude a secas caen de maduras: tras tomarte el pelo, te cuentan cómo lo hicieron. Así nos reímos todos.
Al parecer, el engaño a corto plazo es virtuoso. Tiene glam. No sólo hay show: mostrar la trastienda del montaje es parte del show.
El ardid de generar campañas de misterio tiene sus años. Sin ir tan lejos, se cumplen 71 desde la celebérrima emisión radiofónica de Orson Wells. Parece que fue hace un siglo, pero en 1995 causó furor la autopsia de Roswell, el pseudo documental del extraterrestre descuartizado que vendió por bueno el productor Ray Santilli. Diez años después, el mismo Santilli produjo una comedia basada en el fraude (Alien Autopsy, J. Campbell, 2006). Pero tanto su cara de piedra como sus pretextos se caían a pedazos. Santilli llegó tarde. Quiso pasarse de listo.
Algunos invocan a una moraleja de Esopo, El Pastor y el Lobo: creen que la proliferación de engaños con fines propagandísticos puede volver al público incapaz de diferenciar la realidad pura y dura (si llegase a existir cosa así) de realidades inventadas. Para otros, estos engaños –seguidos de su explicación- enseñan a captar un matiz básico del mundo contemporáneo: la industria de los medios -atascada en la pelotudez frivolidad- propicia la circulación de gloriosas patrañas. En 2004, Luis Alfonso Gámez, creador del Proyecto Magonia, anunció la inminente fabricación de falsos platos voladores para que los participantes de una jornada de observación nocturna de naves extraterrestres mantuvieran la guardia alta. Nadie participó en el Proyecto, pero los promotores de la “Alerta Ovni” estaban enardecidos. Magonia proporcionó un ejemplo de fraude (en realidad, amenaza de fraude) instructivo, una modesta contribución a aguzar el escepticismo de la población.
Silo¿QUIÉN ES ESTE TIPO? Hay quienes minimizan el potencial de estas cruzadas. En los sesenta, los simpatizantes de Mario Rodríguez Cobos, el gurú de Punta de Vacas, pusieron inodoros en la calle para llamar a la gente a votar en blanco y salieron a dibujar en las paredes la consigna “Silo vence”. En los ochenta, su grupo reclutó tropa suficiente para impulsar el servicio militar optativo. En 1994, el crimen del soldado Carrasco precipitó la suspensión de la ley. Por pesado que Silo caiga, no cuesta pensar que sus seguidores contribuyeron a crear el estado de opinión que favoreció la medida. En 2002, el surrealista show raeliano -el falso anuncio de la bebé clonada- fue parte sustancial del debate político-científico que siguió sobre la clonación humana (que arde desde que la justicia de surcoreana condenó por fraude al ex héroe asiático de la clonación, Hwang Woo-suk).
Estos precedentes sugieren poner atención a cualquiera que se atreva a pedir lo imposible. O lo que parece imposible. Hace poco, el escritor argentino Martín Caparrós propuso acabar con las Fuerzas Armadas. ¿Y por qué no? ¿Esto no es la Argentina, acaso?
Muchos periodistas guardamos algún fiasco con moraleja en el ropero. En el Día de los Santos Inocentes de 2005 difundí una (falsa) primicia: a partir de un sueño, se me ocurrió trucar una noticia, según la cual un devoto le había arrancado la peluca a Sai Baba. Envié el texto a varias listas de correo de aficionados a lo paranormal, creyentes y escépticos. El mail circuló rápido. Admití al otro día que era una broma y publiqué los resultados del experimento en la revista Pensar, pero aún así el Equipo de Difusión del Consejo Central de la Organización Sri Sathya Sai Baba de Buenos Aires salió a desmentir el brulote. No se dieron cuenta que mi modesta prueba había revelado que los prejuicios salpicaron parejo: escépticos y creyentes no sólo consideraron plausible que Baba usara un postizo sino que un disidente colérico dejara al avatar con la calva al aire.
Me acordé de aquella inocentada cuando ví la cara de This Man y la falsa noticia de miles de pacientes obsesionados, prisioneros de un retrato. Bien podría ser Sai Baba sin peluca. Los devotos también juran que se les aparece en sueños.

Enlaces

¿Has soñado con este hombre? Descargar afiche en español de This Man, en PDF.

El día que le arrancaron la peluca a Sai Baba Descargar artículo completo, en PDF.

Agradecimiento

A mi hermano Javier Agostinelli, por el montaje digital de This Man y Sai Baba.

Read Full Post »

Dos ateos militantes salieron a golpear puertas, tocar timbres e interceptar transeúntes para predicar la inexistencia de Dios. Visitaron Salt Lake City, Utah, estado donde cerca del 60 % de la población es mormona.
Llevaron bajo el brazo un ejemplar de El origen de las especies, escrito por el profeta secular, Charles Darwin, y muchas pero muchas ganas de explicar por qué la Santa Biblia es puro cuento.
En este videíto, que conocí gracias a Moisés Garrido, muestran cómo les fue.

¿Cómo reaccionas cuando un mormón o un Testigo de Jehová toca tu puerta?

Enlaces

El origen de las especies por medio de la selección natural. Por Charles Darwin

Read Full Post »

El Gauchito Kali, o la Diosa Gil, ¿baratija populista o acierto diplomático?Este año mis hijas fueron dos veces abanderada y escolta en una escuela pública (donde no hay profe de informática pero tienen varias pecé); mi novia Teresita Escario termina un curso de posicionamiento en webs mientras yo me desayuno (después de casi un año de pataleo) que este blog -dejado y anti-comercial- recibió el mes pasado más de 9000 visitas; Paco -el tutor de Oliverio- sigue buscando dueño a un perrito callejero mientras ambos se preparan para reventar Mu el 6 de noviembre; mi amigo Alejandro Borgo firmó contrato con Editorial Planeta para escribir un libro sobre sus temas; en España, mi segunda patria, el Colectivo de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales escandalizó a la Iglesia al presentar su Calendario Laico 2010, donde los íconos del travestismo madrileño posan como vírgenes; y, para rematar octubre, Cristina Fernández regresó de su travesía por la India sin hallar rastros de Julio López no sin dejar una glamorosa estela de diplomacia de santería: según la revista Barcelona, la Jefa de Estado le obsequió al Gobierno una estatuilla del Gauchito Gil con ocho brazos, en alusión a la diosa Kali. “La idea era regalar algo que fusionara la cultura milenaria gauchesca con las creencias de estos tipos”, reflexionó un allegado al canciller Jorge Taiana (déle un doble clik a la imagen de arriba, señora).
El Calendario Maya –que me tiene por enlazador de mundos– me vaticinó un año negro. Pero la Diosa Gil, o el Gauchito Kali, me susurra que no va a terminar tan mal, a pesar de todo.

Calendario Laico 2010: Galería


Read Full Post »

“El Lado B de los blogs periodísticos”. ¿No será mucha responsabilidad? Nunca sé bien cómo definir a Magia Crítica, pero el Lado A del periodismo seguro que no es. Hace algunos días me contactaron Eliana Silva y María Eugenia Maurello, a la sazón asistente y productora general de “Atardece que no es poco”, programa diario de Radio Universidad (FM 90.5). Por una vez, no quisieron que les hablara de Invasores sino sobre Magia Crítica. Sus conductores, Pablo García, Federico Corbiere y Adriana Zanca, quisieron saber qué lleva a un periodista hacer un blog como éste, “interesado en asuntos tan raros y tan cartesiano a la vez”.

-¿Cartesiano, yo?, respondí.

Así empezó la entrevista: con el pie izquierdo. El diálogo recuperó su cauce cuando huimos de la filosofía para hablar de historias de fogón, como las peripecias de un culto que se armó hasta los dientes para defender a la Tierra de una invasión extraterrestre.

Enlaces

Magia Crítica: el lado B de los blogs periodísticos.

“Atardece que no es poco”. De Lunes a Viernes, de 16 a 19 hs, por Radio Universidad – FM 90.5

Blog de la Radio de la Universidad de Buenos Aires

René Descartes

Read Full Post »

Dios en facebookEl Creador del Universo tiene una cara (cliqueá dos veces sobre la foto para agrandar, vale la pena). Pero no debe ser la real; ésta, al parecer, sólo es visible en el plano espiritual. Tal vez para encajar con la memoria fisonómica promedio de la Humanidad, Dios decidió subir su perfil más humano y estereotipado. Más previsible y renacentista. Ahora me pregunto: si el Todopoderoso es omnipresente, ¿qué provecho le puede sacar a Facebook? Harto de tanta mala fe, revelo mi sospecha: estamos ante una persona que se hace pasar por Dios. Lo delato en negrita y a viva voz porque -si de vez en cuando no denuncio a algún embaucador- me acusan de defender sectas, rarísimas encima.
Para mi tranquilidad y la de mi familia, sé que hay un Dios! Es argentino y está acá. Lástima que el tipo se pone viejo.

Galería de imágenes divinas

Read Full Post »

«Muchos interesados en los fenómenos extraños de mi generación descubrimos que la ciencia ortodoxa escondía tantas o más maravillas que las ciencias heterodoxas cuando nos la develó Carl Sagan (1934-1996). La serie Cosmos marcó un antes y un después en el campo de la divulgación científica. Tal vez me excedo, y el lector me acusa de sufrir de una sobredosis de nostalgia por el ídolo/ícono perdido», escribí hace años en una reseña sobre las críticas de Sagan a la Parapsicología. «En Cosmos -continuaba-, Sagan probó que se podía llevar la ciencia a la TV en un lenguaje ameno, didáctico y atractivo. Cosmos sigue siendo un ejemplo fastidioso para los ejecutivos de la industria del entretenimiento que se dicen unos a otros que la ciencia no puede ser un éxito de audiencia».
Cada vez que alguien dice que los científicos nada saben o no les interesa lo paranormal, el ejemplo más a mano de lo contrario es El mundo y sus demonios (1997). Y cuando alguna productora o editorial cree haber inventado un nuevo formato para transmitir conocimientos, vuelvo a pensar que la fórmula de Cosmos –repuesta hace poco por Canal Encuentro– es imbatible: el tono poético de Sagan para hablar de ciencia, su aporte a la comprensión de la ciencia, siguen siendo fabulosos.

El gran Carl revive de las formas más inesperadas. En este videoclip, el músico John Boswell hace “cantar” a Sagan. Recupera y mezcla escenas de Cosmos y suma al cosmólogo Stephen Hawking con fragmentos tomados de la serie Stephen Hawking’s Universe.

Mi amigo Daniel Riera encontró el clip en el blog de la escritora Pola Olaixarac y acabo de descubrir la misma versión subtitulada al español. La traducción no es impecable, pero ayuda a los que no entienden inglés. La canción original se puede descargar aquí.

“La superficie de la Tierra es la costa del océano cósmico”, dice Carl. Y recién empezamos a mojar los pies en la orilla.

Por favor, conecten el audio y disfrútenlo.

Enlaces

“A Glorious Dawn” (Cosmos Remixed)

Cosmos online

La reseña citada arriba de El mundo y sus demonios: la ciencia como una luz en la oscuridad (Ed. Planeta: Buenos Aires, 1997) todavía flota en web.archive.

Read Full Post »

Halloween 31-10-09

Read Full Post »

Meditación en SpringfieldNada ha cambiado en Buenos Aires.
El parque del Planetario, por ejemplo, sigue siendo punto de convergencia para toda clase de rarezas sociales. Desde los gitanos del mundo hasta Google. Desde guerras de almohadas hasta fumados. El 12 de octubre, una muchedumbre se apiñó a espaldas del ovni de hormigón para meditar por la paz. Entidades convocantes: Fundación El Arte de Vivir, Suplemento Buena Vida de Clarín, Key Biscayne, el rabino Sergio Bergman y Ari Paluch, un gurú criollo top que derrocha credibilidad.
El noventa y cinco por ciento de los asistentes medita. Yo no.
En otras circunstancias creo que lo hubiera intentado.
Pero esta vez -lo siento- no puedo.

Al ver el gentío me digo: “Si Moledo viviera”. Es una jornada ambiciosa. La misma ceremonia -dicen- sucede en otras veinte ciudades de América latina. Ahí estamos Teté, Tere y una pareja amiga de Teté. Me pierdo un rato en pos de un paquete de galletitas Rex. Al regresar, la multitud se ha duplicado. Entre esa colorida masa de cuerpos de gente linda en posición de loto adivino una carita como boliviana que me mira y agita sus brazos. “Cosa rara, me debe confundir con otro”. Me acerco y es Teté, que se ha puesto un gorro coya para meditar. Llego y me desmorono sobre el césped. Un perrito -callejero, pelo negro azabache, amoroso el tipo- dormita dulcemente a treinta centímetros de mis pies.
Juan Mora, anfitrión del encuentro, dobla al español la discreta orientación grabada del amigo místico de Macri, Sri Ravi Shankar.
El acto comienza. El perrito despierta, contornea su esqueleto en un bostezo contagioso y se va. “Andá que te relevo, viejo”, digo. Mis estruendosos ronquidos –me comentarán luego- desconcentrarían al propio Buda. Pero roncar es parte de la Totalidad. Es parte del Universo. Pero, sobre todo, es parte del sueño que tengo.
El evento termina como comenzó. Paz, mansedumbre infinita y los espíritus ateridos, emocionados o adormecidos bajo el mismo influjo bienhechor.
Al final, Mora invita al curso que dicta la Fundación. Seis días, trescientos pesos. “Una bagatela”, dice Teté mientras se acomoda la gorra. “Ahá”, pienso, pero no le digo, que aprender a vivir cuesta más caro. Y no se lo digo porque me podría contestar, con razón, que vivir con arte es otro precio.
No. Nada ha cambiado en Buenos Aires.

Read Full Post »

Jorge Luis Borges1963
Sábado, 21 de diciembre. Comen en casa Borges y Peyrou. Se habla de las frecuentes comunicaciones que llegan a los diarios de que en tal o cual lugar se vieron vehículos espaciales, que emiten luces poderosas, y también seres vivientes, suerte de robots, que persiguen a la gente, o bajan de sus vehículos y después suben a ellos de nuevo y parten. Borges se muestra dispuesto a la credulidad. “¿Por qué no? ¿Por qué no han de venir viajeros de otros mundos? Y que resulten parecidos a las previsiones de la imaginación popular no prueba nada en contra; cada cual interpreta las cosas nuevas, y que no entiende, de acuerdo a nociones previas”.
(En Borges, Adolfo Bioy Casares. Edición al cuidado de Daniel Martino. pp.994. Le agradezco la cita a Daniel Riera).

Read Full Post »

Cachavacha¿¿¿Qué??? ¿No creés en la telepatía? Jah, eso porque todavía no hiciste el Cachavatest. Nuestra bruja amiga te adivina el pensamiento agazapada dentro de tu computadora. (Ok, para muchos puede ser noticia de ayer, pero dejá que lo disfruten los que aún lo desconocen).
Descargá el Cachavatest con confianza: tu computadora sobevivió a peores brujerías.

(Gracias a Enrique Márquez, ilusionista experto en fraudes psíquicos que cayó doblegado ante el poder de Cachavacha.)

Read Full Post »

Si ves una vaca volar, creéme es el título del capítulo de Invasores. Historias reales de extraterrestres en la Argentina dedicado a explorar la oleada de mutilaciones de ganado que azotó a nuestro país en 2002. Aquella historia es una historia sobre muchas otras historias. Salvo la del paisano a quien un plato volador hurtó el teléfono móvil (el caso de Raúl Dorado, protagonista del capítulo Fuera del área de cobertura), la saga de las vacas mutiladas no proporcionó ninguna Gran Historia. Quiero decir, no encontré a nadie que jurase haber visto a un chupacabras mientras abducía una vaca, casos como el de la señora turca a la que se le cayó una vaca encima, o episodios parecidos al comercial donde un platillo secuestra a la esposa de un testigo y le restituye una vaca. Ni siquiera me tropecé con relatos de la especie más previsible, como personas que hubiesen afirmado haber visto vacas volando. Bueno, esto último es lo que acaba de suceder en Rosario, Santa Fe. El lunes 5 de octubre, en la localidad de Puerto Gaboto, un matrimonio (Laura y Sergio), asegura haber visto y fotografiado a una vaca en aire mientras era abducida por un plato volador.

Elusividad_CosmicaPLATILLOS FANTASMAS. Destaco que la pareja jura haber visto la escena fotografiada porque en los últimos años han ganado en prestigio las apariciones de ovnis fortuitos o invisibles. El detalle amerita una digresión, que retomo de un reportaje que hace poco hizo Andy Kusnetzoff a Fabio Zerpa en su programa Perros de la calle. “Desde mediados del siglo XX hasta ahora los extraterrestres han tenido tiempo de desarrollar una tecnología tan elevada que escapa a la captación física”, dijo el ínclito ufólogo uruguayo. Esta sería la razón por la cual casi no hay testigos visuales directos sino fotografías de aquellos objetos que el ojo humano es incapaz de ver.
La tesis según la cual existen fenómenos extraordinarios que escamotean obstinada y deliberadamente la evidencia (lo cual los vuelve inaceptables para la ciencia terrícola, empacada en buscar pruebas) tiene sus investigadores de campo, como el platense Luis Burgos, autor de un flamante catálogo de avistamientos ovni poblado en gran parte por “ovnis fantasma”, y hasta sus teóricos, como el sevillano Ignacio Darnaude Rojas-Marcos, quien acaba de plasmar estas ideas en Principio de Elusividad Cósmica (Editorial Nous, 2009).

Invasores Invisibles 3bLA PERFECCIÓN EVANESCENTE. En Invasores llamo a la noción Factor Evanescente:

“Las evidencias son tan frágiles que pueden ser ilusorias. Menos para sus protagonistas, que nos hablan de sus incursiones a través de paisajes oníricos a ojos profanos. Ahora bien, ¿cuáles son esas fuerzas que nadie más puede ver? ¿Qué las desencadena? Hay influencias culturales que, como la tecnología moderna, son indiscernibles de la magia. Con el tiempo, algunas de estas historias se impregnan del don de la infalsabilidad, tornándose incomprobables. Esta transparencia tiene su encanto: le da a estos incidentes una cualidad de ensueño. Las pruebas –a favor o en contra– tienden a desaparecer. Si el efecto es acumulativo, la retórica de la invasión extraterrestre se edifica con bloques casi inmateriales”.

Estos argumentos recuerdan a los de la teología para justificar la intangibilidad de las manifestaciones divinas: los ángeles se presienten, la vírgenes exhiben Su Gracia a un puñado de elegidos y se reconoce a un hada cuando una doncella pide agua pura para beber. En la misma línea, los extraterrestres ahora sólo son captados mediante instrumentos tecnológicos. La naturaleza evasiva de estos fenómenos vuelve a las alegaciones sobre su existencia (y a los de su inexistencia) en infalsables perfectos. Por esta razón, Invasores iba a llamarse Invasores invisibles. Editorial Sudamericana descartó el título porque podía alejar al lector excesivamente suspicaz (aclaro que estuve en desacuerdo hasta que Invasores, a secas, me empezó a gustar).

ManoY SI LAS VACAS VUELAN ¿QUÉ? Si tuviste la paciencia de ver el reportaje que le hizo Canal 3 de Rosario, el testimonio de Laura puede parecer irritante: casi no aporta información aparte de lo que parece mostrar la foto: un garabato blanco, la presunta vaca en vuelo, y una manchita oscura superior, a la que llama plato volador. Ahora bien, ¿cuándo este asunto se pone interesante?
El estado de gracia -creo yo- es lo que sucede cuando alguien otorga una cualidad superlativa a la relación entre ambos objetos, y esta relación es trasvestida en noticia. El modesto proceso de construcción cultural de esta pareidolia –dos manchas en el cielo + un micrófono que disemina el concepto entre miles de espectadores- supone un maravilloso acto de fe: propone saltar de una dimensión de la realidad a otra. Con la misma información que Laura concluye que las vacas vuelan (y el noticiero decide que esa relación constituye un hecho noticiable) es posible hablar de dos pajarovnis, o de un pajarovni y una mancha. (La segunda interpretación, por supuesto, no es noticia: ¿a quién le importa la foto de un pájaro?).
Para un escéptico que predica la racionalidad, hablar de extraterrestres es una superstición ridícula que urge exorcizar. Dirá que si nadie ataja el disparate a tiempo (por ejemplo, lanzando una burla igualmente espectacular), este documento será recordado como el primer registro fotográfico de la abducción de un rumiante.
Tengo para mí que estas prevenciones son un tanto exageradas. Entiendo que ninguna de las dos afirmaciones (la vaca voladora o la gaviota) cambiará el curso de la Historia. Es más, si no lo hizo la transmisión en directo por la CNN de un ovni sobrevolando Washington D.C durante la asunción de Barack Obama, que pudo ser interpretado como una bendición cósmica precognitiva al inminente Nobel de la Paz, menos lo hará esta fotografía.
Yo me quedo con el potencial impacto simbólico de la escena. Una escena que sugiere más de lo que muestra.
MIMNIO… ATHESA… EIOIOIO Salvando las distancias, pienso que estos tropezones culturales (donde hay engaño e inocencia, cinismo y buena fe, aprovechamiento y auténtica perplejidad en alguna o distintas proporciones) pueden ser enfocados como exquisitos ejemplos de arte involuntario.
En Belleza Americana (Sam Mendes, 1999), Ricky, el chico maniático enamorado de la hija de Lester, filmó una bolsa de plástico bailando en el aire. Cuando le mostró el video a la chica, le explicó poéticamente por qué ese acontecimiento azaroso fue lo mejor que había filmado en su vida.
Es una escena que hace soñar al espectador, lo transporta a reflexionar sobre la belleza en términos infrecuentes. Ya lo dijo El Mano cuando describió en El Eternauta el inmenso e intenso legado cultural acumulado en una simple cafetera: lo bello también existe en un artefacto mínimo, aparentemente banal. Es aquello que nadie mira y sólo algunos son capaces de ver. Todo depende de los ojos que lo ven.
Quiero decir: muchos platos voladores son bolsas de plástico suspendidas en el aire.

Enlaces:

La vaca y el ovni, la dimensión desconocida en el cielo de Puerto Gaboto

Blog de Invasores-ellibro

Addenda: Tiempo después pude leer el ejemplar informe sobre el caso Gaboto de Leopoldo Zambrano Enríquez, el coincidente análisis en el blog de Tachi y al informe de Alerta Pseudociencia. Yo llegué a las mismas conclusiones “a ojo clínico”. Es decir, sin mérito alguno. Pero es grato descubrir tanta voluntad puesta al servicio de aclarar un caso fotográfico. Toda una reivindicación de que algunas “investigaciones de gabinete” pueden ser muy útiles. Al menos muchísimo más que “investigaciones de campo” que no pretenden descubrir ninguna verdad sino agitar especulaciones simplistas o disparatadas. ¡ Felicitaciones amigos !

Descargar informe completo de Leopoldo Zambrano sobre el caso Gaboto (6.o7 MB)

Entrevista al matrimonio que tomó las fotos de Silvia Pérez Simondini (VISIÓN OVNI).

Read Full Post »

Radio Universidad de Rosario acaba de hacer un formidable aporte al debate sobre la nueva ley de medios: cinco spot al hilo revelan los detalles de una conjura escalofriante. En la tele ya nadie podrá decir “culo”, los relatores radiales no podrán exagerar una jugada, estarán prohibidas las esdrújulas y los micrófonos electrocutarán a los periodistas que pretendan pasarse de listos. Medalla al valor para los compañeros de la UNR, que dejan a David Vincent, Fox Mulder y Mike Donovan a la altura de un poroto.

Alguien objetará: “Nada que no hubiese anticipado TN”. En fin, nunca es tarde para mejorar el guión de una buena conspiración en la cual creer.

Locución: Guillermo Peñálves
Edición: Martín Parodi
Textos: Javier Acuña.

(Gracias a Gabriela Pepe por el enlace!)

Read Full Post »


“¿Qué caraio está pasando aquí? ¡Hostia! ¡Me cago en Diolap…!”, grita un marinero, histérico, a bordo de un pesquero. Otro filma el “terrorífico gesto” (primer plano tan terrorífico como pixelado, aclaremos) del gallego en cuestión y la persecución de dos jets a un objeto discoidal, que se zambulle en el océano. A la vez, un helicóptero sin matrícula sobrevuela el navío y conmina a la tripulación abandonar la zona.

Pese a que el primer video ya despedía un tufo a campaña viral que volteaba, éste fue seguido de otros cuatro. El segundo muestra cómo transportan el platillo. Y otro, cómo lo cargan a una camioneta. Es lógico: la profusión de camaritas digitales promete que un suceso de esta magnitud ya no pasará inadvertida. En este caso, el cúmulo de evidencias mostraba cada vez más hilachas de un montaje a plazo fijo. Ninguno de los reparos sobre sus fallas técnicas impidió que se desatara un batahola virtual sobre la naturaleza del video, tanto en los comentarios del portal español Terra (portavoz de la primicia) como en foros y sitios especializados, algunos de los cuales proclamaron a viva voz su autenticidad. Y otros -que no tragaron el anzuelo- reciclaron el sonido para nuevas bromas.

CHISTE DE GALLEGOS. Uno de los argumentos más insólitos esgrimidos para desbaratar las evidencias fueron los que emitieron su diagnóstico en base a la reacción del malhablado personaje. “No resulta creíble, no parece gallego”. O, si era gallego, “se lo ve poco emocionado”. El psicólogo español Luis Muiño nunca había oído un argumento basado en el falsacionismo psicológico para descalificar esta clase de experiencias. ¿Acaso alguien puede preveer cómo debe reaccionar un pescador al ver dos cazas persiguiendo a un ovni? “Desde que me interesan estos temas -me escribió Muiño- le doy vueltas a una idea: ¿cómo creemos que reaccionaría una persona que viera algo que, sin ninguna duda, es una nave extraterrestre?”.
Ahora sabemos que el video que desató el pandemonium fue un homenaje del portal Terra (que se suma a los de Google) por el aniversario de la emisión radiofónica en la que Orson Wells recreó a La Guerra de los Mundos, el 30 de octubre de 1938.

Hoy mismo se apersonó un marciano para explicar la broma.

OTROS EXPERIMENTOS (BIEN) IDENTIFICADOS. Ricardo Campo recordó en su blog otros experimentos similares realizados en España. Uno impulsado hace cinco años por el periodista Luis Alfonso Gámez, el Proyecto Magonia, y otro que se remonta a fines de los setenta, el Proyecto Iván. Para no hablar de los hasta hace poco anónimos corresponsales del planeta Ummo o del sinfín de experimentos individuales que convergieron en la creación colectiva de los fantásticos círculos de cultivo. “Gran parte de la ufología huele a adolescente”, concluyó Campo, con infrecuente piedad.
¿Qué más decir sobre la desenvoltura actoral del ahora famoso gallego anónimo? Muiño, interesado en los comportamientos estereotipados, reflexiona: “Esto es como en las películas de terror, que los actores no interpretan a alguien a quien van a matar, sino que más bien representan como reacciona un protagonista de película de terror cuando le van a matar. Yo creo que si alguna vez alguien grabara la reacción real de alguien ante una nave extraterrestre de verdad el video se descartaría porque resulta falso psicológicamente…”
Bueno, al menos una cámara oculta muestra algunas reacciones posibles ante el descenso de una nave de otro mundo.

Que la disfruten.

Enlaces

La “primera noticia” difundida por Terra. Recopilación de los cinco videos de la campaña. Final del cuento de gallegos.

Making of de El Ovni Gallego.

Proyecto Magonia

Proyecto IVAN

Ummo: el planeta de los corresponsales anómimos (descargar en pdf).

“Yo fui un vórtice plasmático juvenil”.

Read Full Post »

Mercedes Sosa

Todo cambia
Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo
Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia,
que yo cambie no es extraño.

Composición: Julio Numhauser
Intérprete: Mercedes Sosa

Eligió la canción Teresita Escario, a quien también agradezco.

Descargar tapa de Crítica de la Argentina de hoy (en pdf).

Read Full Post »

Zombie con apetito, en la primera marchaZombie Walk integra una constelación de grupos que reivindica el género de terror y fantástico de bajo presupuesto. En 2008, en Buenos Aires, se realizó la primera marcha. Ahora, se va la segunda. Y los organizadores decidieron combinar algarabía con solidaridad: los participantes llevarán alimentos no perecederos para un comedor infantil.
Como dice Alfredo Casero en el video (ver al pie), la Zombie Walk deambulará desde las 15 hs en Plaza San Martín el domingo 4 de Octubre. Lo que no dice –pero Magia Crítica sabe- es que detrás de la iniciativa hay un personaje interesante. Artista plástico y conceptual, histriónico y creativo, experto en FX y productor general del desafío que le pongan adelante, Gerardo Bernstein es también el alma mater de los muertos que reviven este domingo en Buenos Aires. “Mientras exista el hambre –resume- seguiremos siendo zombies. Siempre hay un buen motivo para abrir los ojos y tomar conciencia. El hambre es terror”, agrega, seco y persuasivo.

Gerardo Berstein, alma mater de Zombie Walk1. ¿Qué te hizo pensar que acá alguien se iba a prender en una marcha Zombie?

¿Cómo no se van a prender, si todos somos zombies? La propuesta es que todo el mundo venga a disfrazarse y a divertirse. ¿Por qué no? Convocamos a realizadores, fotógrafos, actores, dibujantes, bailarines, a todos los quieran y encuentren en esta idea un canal de expresión distinto, y vengan a hacer lo que mejor saben. Además, participan con sus materiales en el Primer Zombie Festival.
Históricamente, la proliferación de películas denominadas “clase B” sirvieron de soporte para el flujo creativo de hoy grandes y reconocidos cineastas. Se trataba del único camino por donde los incipientes directores podían experimentar, crear nuevos lenguajes y abordar temáticas infrecuentes.
Después de ponernos a tono con el carácter de esta experiencia en otras partes del mundo, aquí presentamos a Zombie Walk como pretexto para esbozar un retrato crítico de la sociedad contemporánea: un llamado a la reflexión sobre los modos de vida a que nos someten las grandes ciudades, auténtica coreografía cotidiana de andares sonámbulos y automatizados.

Manifestante poco afecta a los regímenes ovolactovegetarianos, en la Primera Zombie Walk2. ¿Qué situación disparatada recordás de la primera marcha?

¿Lo más disparatado? Ver como la gente se fue sumando, la gran cantidad de medios de comunicación que cubrió la marcha, los extranjeros que paseaban por la ciudad y pedían fotografiarse con los zombies como si fueran estrellas de rock o mediáticos. Y después la gente, la gente que por simple curiosidad se sumó y acompañó a los zombies durante todo el recorrido. Todo eso llevó a más de quinientas personas a marchar por las calles porteñas. ¿No te parece que todo eso no es ya bastante disparatado?

3. ¿En qué futuro sueña un muerto vivo?

No hay futuro más que el presente. Todos somos zombies. Y algunos desfilamos.

Enlaces

Más de 2.000 zombies invadieron Buenos Aires. Esta es la cobertura de Terra.

Primer Zombie Festival, en la X edición del Buenos Aires Rojo Sangre – Festival Internacional de cine ultraindependiente de terror, fantástico y bizarro. Del 29 de octubre al 4 de noviembre de 2009.

Mundo Zombie

Metamorfosis FX

Read Full Post »

Older Posts »