Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘CIBERMISTICISMO’ Category

El que hace un mundo porque fue multado por estacionar mal el auto. La que cae en un bajón terminal al enterarse que su ex se enamoró del peluquero. El que entra en cólera porque sus empleados le reclaman cobrar el salario completo. La que se siente abandonada desde que sus hijos tienen una vida. El que este año tampoco podrá ir de vacaciones a Buzios. La que decidió que nada tiene sentido desde que murió su mascota. Los que deben empezar de cero. Todos ellos, más millones de habitantes afligidos por dramas de semejante magnitud, deberían servirse un tecito y sentarse a ver The Known Universe (El Universo Conocido), un video que te saca del Himalaya, en el Tibet, y te proyecta a través del tiempo y el espacio hasta alejarte a unos 13,7 mil millones de años luz, es decir, hasta los abrumadores confines del Universo observable. Los creadores de esta odisea increíble no te dejan tirado ahí: te traen vertiginosamente de vuelta a la Tierra, donde tendrás ocasión de replantear la minúscula escala de tu circunstancia.

Este viaje virtual a través del Espacio-Tiempo Donde Está Todo lo que Fue, Es y probablemente Será sólo dura 6:31 minutos y fue realizado con los datos que desde hace más de una década recogen los astrofísicos del Planetario Hayden, el Digital Atlas Universe (Atlas Digital del Universo). Este programa, que permite descargar el Universo a tu pecé, acopia la ubicación exacta de cada planeta, cada estrella, cada cuásar, cada púlsar, cada agujero negro y cada nebulosa observada.

Muchos optan por la meditación para viajar a través del Universo. Otros confían en visiones facilitadas por drogas, alienígenas o experiencias al borde de la muerte. Esta travesía interestelar simulada -posible gracias a la conjunción de la Astrofísica y la tecnología- propone una alternativa menos audaz, pero (con algo de paciencia, voluntad y banda ancha) también aporta su dosis de adrenalina. Ya verás si te relajó, si te sumió en una angustia existencial mayor o qué.

Y si tenés ganas contame, ¿qué onda el viaje?

FICHA TÉCNICA
The Known Universe (El Universo Conocido, producido por Michael Hoffman y dirigido por Carter Emmart) fue realizado para el Planetario Hayden y el Museo Americano de Historia Natural. Es parte de la exposición Visions of the Cosmos: From the Milky Ocean to an Evolving Universe (Visiones del Cosmos: Desde la Vía Láctea a un Universo en Evolución) que presenta desde el 11 de diciembre de 2009 hasta mayo de 2010 el Museo de Arte Rubin de Nueva York.

Enlaces

Descargar el Universo (Digital Universe Atlas)

Vía Popular Science y Natural History

Read Full Post »

“Una familia no debería esperar hasta el domingo para adorar al Señor. Ahora puedes ir a la iglesia cada día sin salir de casa”, reza el lema de un flamante videojuego que -a priori- busca conservar las tradiciones más sanas de la liturgia católica y acaso restituir la fe de las ovejas descarriadas. Mass: We Pray –dice la web- permitirá a los buenos cristianos celebrar “24 apasionantes ceremonias” (misas, bautismos, comuniones, confesiones…) y acogerse a la Virgen sin juntarse con la chusma y caer fulminados por la Gripe A. El piadoso juego -creado por Prayer Works Interactive- incluye dos joysticks en forma de crucifijo y un par almohadones para proteger las rodillas de los fieles. Para adquirirlo, habrá que esperar a Semana Santa de 2010.

Lo único que no entendí del sitio que promociona el producto es por qué -cuando uno se dispone a unirse en oración- todas las pantallas conducen al Infierno del Dante.

Vía Andrea Natella

Enlaces

La era del delirio viral

Read Full Post »


Las noticias ahora corren a velocidad de espam y nadie quiere quedar rezagado. Un hombre dijo que se le escapó un globo tripulado por su hijo de seis años y logró que infinidad de medios se interesaran por su falsa historia. El padre era un excéntrico que quería hacerse rico y famoso para salvar a su familia del fin del mundo. Terra inventó una invasión de ovnis en Galicia para promover su portal. Una compañía telefónica en Letonia difundió el video de un meteoro y fabricó un cráter para vender más teléfonos móviles. Hace unos meses, una serie de falsos documentales colaron en la realidad social argentina –con la complicidad rentada de varios programas de televisión- para decir que un futbolista, Javier Mascherano, tenía un motor Fiat implantado en el cuerpo. El mensaje de una modesta página web se instaló en la prensa y generó otro fenómeno social apócrifo, This Man.

VER SLIDESHOW

El sitio dice que una cara, siempre la misma cara, aparece en los sueños de pacientes psiquiátricos en distintas partes del mundo. El creador del sitio, Andrea Natella, resultó ser discípulo del extinto colectivo Luther Blissett, un grupo de hacktivistas italianos que propagaba noticias sobre sucesos inexistentes para denunciar la verdadera farsa, que es el concepto de realidad que venden los medios.
El objetivo de Natella no suena tan altruista: al parecer, pretende posicionar a Guerriglia Marketing, una empresa que promete “obtener el máximo de visibilidad con un mínimo de inversión”.

The Blair With ProjectEFECTO CHAPULÍN COLORADO. El mercado devora la realidad y casi nadie zafa. La prensa que hace de la falta de rigor una fiesta cae en su propia trampa. Poderosos medios compraron con voracidad la historia del globo perdido con el nene adentro. Otros tantos –con la bendición de ciertos ufólogos- se tragaron el plato gallego. Varios científicos asomaron sus bustos parlantes en los noticieros para pontificar sobre el meteorito que nunca había caído. ¿El bluf es tendencia? No. Desde la caminata sobre el agua de Cristo hasta la muñecopsia de Roswell pululan las falsas noticias. Internet ahora facilita su expansión, pero la radio y el cine cantaron primero. Se acaban de cumplir diez años del estreno de The Blair Witch Project (D. Myric y E. Sanchez, 1999). Fue una película de bajísimo presupuesto que desbancó a superproducciones mediante una astuta estrategia de marketing viral. Hicieron creer que el film iba a contar una historia de terror real. Ahora es un truco trillado, pero había que jugarse cuando los conectados éramos tan pocos.
Entre ciertos lechuginos, el efecto de estas historias -el nene en el globo, el tipo que aparece en sueños, el jugador con un motor turbodiesel en el estómago o el falso cráter de meteorito- recuerda a las veleidades del Chapulín Colorado: “Lo sospeché desde un principio”, dicen. Cuando se devela el truco, todos somos genios. Que nadie se autoengañe: los medios las publican porque son mercancías valiosas. ¿Son sapos o lo parecen? Me ne frega, deben pensar. Mañana pasamos a otro tema.

La autopsia de un ETSABOTAJES INSTRUCTIVOS. Las diferencias de algunas de estas historias con el fraude a secas caen de maduras: tras tomarte el pelo, te cuentan cómo lo hicieron. Así nos reímos todos.
Al parecer, el engaño a corto plazo es virtuoso. Tiene glam. No sólo hay show: mostrar la trastienda del montaje es parte del show.
El ardid de generar campañas de misterio tiene sus años. Sin ir tan lejos, se cumplen 71 desde la celebérrima emisión radiofónica de Orson Wells. Parece que fue hace un siglo, pero en 1995 causó furor la autopsia de Roswell, el pseudo documental del extraterrestre descuartizado que vendió por bueno el productor Ray Santilli. Diez años después, el mismo Santilli produjo una comedia basada en el fraude (Alien Autopsy, J. Campbell, 2006). Pero tanto su cara de piedra como sus pretextos se caían a pedazos. Santilli llegó tarde. Quiso pasarse de listo.
Algunos invocan a una moraleja de Esopo, El Pastor y el Lobo: creen que la proliferación de engaños con fines propagandísticos puede volver al público incapaz de diferenciar la realidad pura y dura (si llegase a existir cosa así) de realidades inventadas. Para otros, estos engaños –seguidos de su explicación- enseñan a captar un matiz básico del mundo contemporáneo: la industria de los medios -atascada en la pelotudez frivolidad- propicia la circulación de gloriosas patrañas. En 2004, Luis Alfonso Gámez, creador del Proyecto Magonia, anunció la inminente fabricación de falsos platos voladores para que los participantes de una jornada de observación nocturna de naves extraterrestres mantuvieran la guardia alta. Nadie participó en el Proyecto, pero los promotores de la “Alerta Ovni” estaban enardecidos. Magonia proporcionó un ejemplo de fraude (en realidad, amenaza de fraude) instructivo, una modesta contribución a aguzar el escepticismo de la población.
Silo¿QUIÉN ES ESTE TIPO? Hay quienes minimizan el potencial de estas cruzadas. En los sesenta, los simpatizantes de Mario Rodríguez Cobos, el gurú de Punta de Vacas, pusieron inodoros en la calle para llamar a la gente a votar en blanco y salieron a dibujar en las paredes la consigna “Silo vence”. En los ochenta, su grupo reclutó tropa suficiente para impulsar el servicio militar optativo. En 1994, el crimen del soldado Carrasco precipitó la suspensión de la ley. Por pesado que Silo caiga, no cuesta pensar que sus seguidores contribuyeron a crear el estado de opinión que favoreció la medida. En 2002, el surrealista show raeliano -el falso anuncio de la bebé clonada- fue parte sustancial del debate político-científico que siguió sobre la clonación humana (que arde desde que la justicia de surcoreana condenó por fraude al ex héroe asiático de la clonación, Hwang Woo-suk).
Estos precedentes sugieren poner atención a cualquiera que se atreva a pedir lo imposible. O lo que parece imposible. Hace poco, el escritor argentino Martín Caparrós propuso acabar con las Fuerzas Armadas. ¿Y por qué no? ¿Esto no es la Argentina, acaso?
Muchos periodistas guardamos algún fiasco con moraleja en el ropero. En el Día de los Santos Inocentes de 2005 difundí una (falsa) primicia: a partir de un sueño, se me ocurrió trucar una noticia, según la cual un devoto le había arrancado la peluca a Sai Baba. Envié el texto a varias listas de correo de aficionados a lo paranormal, creyentes y escépticos. El mail circuló rápido. Admití al otro día que era una broma y publiqué los resultados del experimento en la revista Pensar, pero aún así el Equipo de Difusión del Consejo Central de la Organización Sri Sathya Sai Baba de Buenos Aires salió a desmentir el brulote. No se dieron cuenta que mi modesta prueba había revelado que los prejuicios salpicaron parejo: escépticos y creyentes no sólo consideraron plausible que Baba usara un postizo sino que un disidente colérico dejara al avatar con la calva al aire.
Me acordé de aquella inocentada cuando ví la cara de This Man y la falsa noticia de miles de pacientes obsesionados, prisioneros de un retrato. Bien podría ser Sai Baba sin peluca. Los devotos también juran que se les aparece en sueños.

Enlaces

¿Has soñado con este hombre? Descargar afiche en español de This Man, en PDF.

El día que le arrancaron la peluca a Sai Baba Descargar artículo completo, en PDF.

Agradecimiento

A mi hermano Javier Agostinelli, por el montaje digital de This Man y Sai Baba.

Read Full Post »

Dios en facebookEl Creador del Universo tiene una cara (cliqueá dos veces sobre la foto para agrandar, vale la pena). Pero no debe ser la real; ésta, al parecer, sólo es visible en el plano espiritual. Tal vez para encajar con la memoria fisonómica promedio de la Humanidad, Dios decidió subir su perfil más humano y estereotipado. Más previsible y renacentista. Ahora me pregunto: si el Todopoderoso es omnipresente, ¿qué provecho le puede sacar a Facebook? Harto de tanta mala fe, revelo mi sospecha: estamos ante una persona que se hace pasar por Dios. Lo delato en negrita y a viva voz porque -si de vez en cuando no denuncio a algún embaucador- me acusan de defender sectas, rarísimas encima.
Para mi tranquilidad y la de mi familia, sé que hay un Dios! Es argentino y está acá. Lástima que el tipo se pone viejo.

Galería de imágenes divinas

Read Full Post »

Cachavacha¿¿¿Qué??? ¿No creés en la telepatía? Jah, eso porque todavía no hiciste el Cachavatest. Nuestra bruja amiga te adivina el pensamiento agazapada dentro de tu computadora. (Ok, para muchos puede ser noticia de ayer, pero dejá que lo disfruten los que aún lo desconocen).
Descargá el Cachavatest con confianza: tu computadora sobevivió a peores brujerías.

(Gracias a Enrique Márquez, ilusionista experto en fraudes psíquicos que cayó doblegado ante el poder de Cachavacha.)

Read Full Post »

cibermundoTodos le cantan loas a Internet. Yo no. Para mí, es la maldición satánica que mantiene mis triglicéridos por las nubes, la causa de mi sobrepeso y la culpable de una parte importante de lo malo que me pasa. Fibertel es una calamidad necesaria, prefiero arreglar el módem a cambiar la serpentina del calefón y si navego con fluidez decido no dormir antes del próximo crash. El mail también es mensajero de las peores noticias. Cuando pasa una semana sin que un amigo te responda los mails es legítimo sospechar que estiró la pata, si antes perdía el tiempo leyendo prospectos inútiles ahora me tientan los spam con títulos ingeniosos y hasta pesadillas que sólo sucedían en 3D ahora están enfrascadas en el monitor. Ejemplo: antes de dejarte sin trabajo, el gerente de recursos humanos te invitaba a tomar un cafecito. Ahora, con esto del teletrabajo, un mail, cortito y  al pie, te informa que “ya no te pueden pagar más” (bueno, siempre te queda la chance de trabajar “por el honor”). Internet no es más la utopía tecnocrática; cada vez se parece más al mundo real y los conectados patológicos ya no somos personas sino periféricos orgánicos. ¿Llegará el día en que Alberto Rodríguez Saa tome al poder y reparta Iphones para todos? Mientras tanto, a seguir pegados a la silla, entre el fervor y el llanto, entre las carcajadas y el hastío.

FromBeyond2u¡CONÉCTESE YA! El ramillete de ofertas está servido. Ya tenemos GodTube (el YouTube de los cristianos, generoso en oraciones, plegarias y penitencias), el NaqaTube (un GodTube musulmán, sin música, nada de mujeres ni críticas al gobierno saudita) y hasta la versión laica del Apocalipsis de San Juan, o Mapa de Mundial de Alertas Epidémicas (así sabemos dónde acechan virus, gérmenes y otros azotes que nos van empujando al océano). Ahora, si las pestes te arrebatan al cielo, existe From Beyond, el Facebook de los muertos. Resumo cómo funciona para ahorrarte un disgusto si recibís un mail desde el Más Allá el día de tu cumpleaños: mientras tu nona agonizaba, pagó su espacio en From Beyond, subió textos, videos y fotos de despedida, y aprendió a programar su página personal. Así, tendrás en tu bandeja de entrada un mensaje post mortem multimedia de tu finada abuelita. ¿Seré yo o alguien encontró en la red cosas más raras?

(Gracias a Frano Bosch y Enrique Márquez por los enlaces.)

Read Full Post »

En los últimos años surgió una corriente de pensamiento que descubre vestigios de religión en todas partes. Una de las puntas de lanza de la tendencia ha sido el cine de ciencia ficción y fantasía. Así, una constelación de fuerzas sobrenaturales, mágicas y divinas reaparecen en sagas como The Matrix, Las Crónicas de Narnia, Harry Potter, El Señor de Los Anillos, pero también en Viaje a las estrellas y en La guerra de las galaxias.
En tiempos de zozobra también flota la sensación de que una era llega a su fin. Por lo mismo, emerge un desfile incesante de películas catastrofistas. El tiempo pasa, aumenta la percepción de que las agujas del reloj corren más rápido (es que nos vamos poniendo viejos) y el Apocalipsis, sobre todo el personal, es una sombra que espera a la vuelta de una esquina.

LA RELIGIÓN “VERDADERA”. Todo este material viene bien para reflexionar sobre el papel de la religión en nuestra cultura, y la forma que ésta evolucionará en el futuro. Así consideró a la saga de George Lucas el sociólogo William Sims Bainbridge en su obra The sociology of religious movements. “La Guerra de las Galaxias establece una clara concepción de lo que la religión será en el futuro lejano. La Fuerza no es un dios, pese a ser claramente sobrenatural. Los Ewoks confundieron a C-3PO con un dios y lo adoraron como una deidad dorada porque eran parte de una sociedad primitiva. En las zonas civilizadas de la galaxia se había extinguido la religión, que sólo persiste entre salvajes y sólo un milagro real podría restituirla”, escribe.
Según Bainbridge, alguna gente cada vez le reclama “más fuerza” a la religión. Sigue: “En las sociedades tecnológicas avanzadas, la religión morirá, a menos que sus creencias resulten literalmente verdaderas. Sólo la efectiva intervención de lo sobrenatural puede salvar la religión de la ciencia”.

En suma, disfrutemos del cuento. Pero, ya que estamos, aprovechémoslo para pensar. No sé si valdrá la pena visitar Star Wars: The Exhibition, en el Centro Cultural Recoleta, con estas ideas en mente. A lo mejor sí, porque allí no sólo encontrarán naves en tamaño real, trajes, bocetos, personajes y 250 piezas originales del universo de La guerra de las galaxias. También funcionará una Escuela Jedi. Si deseamos introducir a nuestros niños en la filosofía Jedi, que se vuelvan seres sensibles a la Fuerza y sean aceptados en la Orden, hay que prepararse. Dice Bainbridge que La Fuerza -un campo de energía que impregna toda la galaxia- se parece mucho a las creencias sobrenaturales que vienen. A lo mejor, es la última esperanza para derrotar a la gripe porcina y otras calamidades.

No hay que fantasear demasiado: algunos ya están aplicando Reiki para combatir la pandemia.

Star Wars: The Exhibition. En el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930). De martes a viernes, de 9 a 21, sábados y domingos, de 10 a 22. Valor de la entrada: $35

Enlaces

Star Wars en la Argentina

Héroes místicos son los de ahora. Por Nahuel Sugobono.

The sociology of religious movements. Por William Sims Bainbridge. Routledge, 1997. (P. 395-403, 422).
En Books Google se puede consultar online.

Read Full Post »

Older Posts »