Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 marzo 2009

Debate religioso entre un musulmán, un cristiano y un participante sorpresa.

Este es un comentario sobre una noticia casi invisible. Apenas si fue materia de discusión en blogs, redes sociales, listas de correo y sitios religiosos, laicos y oenegés de distinto pelaje. La cosa es así: la semana pasada -con 23 votos a favor, 11 en contra y 13 abstenciones- el Consejo de la ONU para los Derechos Humanos aprobó una resolución que es -como mínimo- polémica. “La difamación religiosa -dice- constituye un grave atentado contra la dignidad humana, lleva restringir la libertad religiosa, a la incitación al odio religioso y a la violencia”. La propuesta fue presentada por Pakistán en nombre de los países de la Organización de la Conferencia Islámica. Ahora bien, qué significa exactamente “difamación religiosa”? ¿Será la tristemente célebre blasfemia? Tengo pocos conocimientos sobre derecho internacional -lo cual no me quita derecho a tener una opinión, desde luego-. Pero más me gustaría leer otras ideas. E intentos por buscar respuestas. Este decreto, me pregunto, ¿no dará vía libre a la persecusión del disenso religioso? Si pone en peligro la libertad de expresión ¿la libertad de expresión de quiénes está amenazada, la nuestra o la de ellos? (Esta pregunta parece un chiste, pero la libertad de expresión nunca parece ser un derecho del que se puedan beneficiar sin restricciones los que no piensan como nosotros.) Mientras no se nos ocurra nada para decir, recomiendo disfrutar el simpático video de arriba. No sólo es gracioso. Es además -y sobre todo- un ejemplo de herejía que hace pensar.

Enlaces:

Texto completo. (Racism, Racial Discrimination, Xenophobia and Related forms of Intolerante, Follow-Up to and Implementation of the Durban Declaration and Programme of Action. Combating defamation of religions).

Organizaciones civiles opositoras. (Human Rights Council Resolution “Combating Defamation of Religion”).

Anuncios

Read Full Post »

Hace tres años tenía más tiempo que ahora para ocuparme de proyectos por amor al arte y ayudé a mi amigo, el oncólogo Alejandro Turek, a preparar una revisión de la bibliografía disponible sobre las medicinas llamadas alternativas o complementarias que pretenden combatir el cáncer. Aquel trabajo ahora forma parte del segundo tomo de Introducción a la Oncología Clínica, una compilación de Adrián Huñiz, Daniel E. Alonso y Daniel E. Gómez que acaba de publicar la Universidad Nacional de Quilmes. Ambos volúmenes atacan la enfermedad –prevención, diagnóstico, tratamientos- desde el buen saber de los especialistas más destacados del país.
En nuestro capítulo, Terapias Alternativas en el Paciente con Cáncer (pp. 865-879), actualizamos información poco disponible en castellano, diferenciamos aquellos tratamientos pasibles de aceptación de las terapias totalmente inefectivas e intentamos discriminar prácticas que pueden complementar la recuperación (sobre todo psicológica) del paciente oncológico de las potencialmente perjudiciales, sin olvidar que estas últimas son ofrecidas tanto por profesionales de la medicina como por personas sin escrúpulos que afirman “mejorar la calidad de vida” o directamente proponen una terapia curativa, cuando lo que en realidad hacen es convertir a los enfermos en víctimas de un fraude.
Estoy en gestiones para adelantar un resumen de ese capítulo on-line.

Read Full Post »

Hay espíritus sacados. Entidades inmateriales que se desbordan y enloquecen, con tanto sentido de la oportunidad que salen por televisión.
Cómo olvidar lo que sucedió allá por 1983, cerca de un baldío encantado de La Plata. Durante una emisión de Nuevediario, el mítico José de Zer cubría las aventuras de un paragnosta y resultó empujado varios metros por una energía desconocida. En aquella ocasión, el insuperable Licenciado en Medicina Ortomolecular por la Universidad de Cambridge, Rubén Torbay, entraba en trance y le gritaba “¡¡Corrasé!!!”. El periodista, que no se iba a dejar amedrentar por un engendro diabólico, actuaba en consecuencia.
Hace poco, un místico que asistía a un programa de la televisión turca, experimentó un fenómeno parecido: canalizó en vivo y en directo el espíritu de una criatura satánica que lo sacó rodando del estudio. Concluido el trance, el tipo se sentó en el sofá del piso como si nada hubiera sucedido.
Es que la paciencia de los seres invisibles atorados en la materia no es infinita. De esto hay pruebas. En todo el mundo se registran casos sorprendentes. Como el que hace un año protagonizó este militante político ruso que -indignado por las libertades que el capitalismo nos quita- acabó (con) el programa como si hubiera sido poseído por el espíritu de Mercader, el asesino de León Trotsky:

Le agradezco a Enrique Márquez el enlace, que nos recuerda los injustamente olvidados shows de Mauro Viale o las perfomances en vivo de Federico Klemm. Cuando lo que salía por la tele era lo más real que podíamos ver.

Read Full Post »

El pasado 14 de marzo, la Iglesia de la Cienciología fue blanco de un escrache multitudinario (cinco manifestantes) frente a su sede en Buenos Aires, en Ayacucho 1050. Hace unos años, para la revista NEO, resumí su historia y sus creencias. El culto empezaba a ganar popularidad gracias a su activista más glamoroso, Tom Cruise, cuyo liderazgo comenzaba a perfilarse. En esa nota no dí mi opinión; no era la idea. Si me apuran, la doy ahora: pocas religiones modernas me resultan tan antipáticas. ¿El motivo? Pretenden que sus cursos tienen “sustento científico”, cuando ostentan una tecnología espiritual que en verdad es una parodia de la ciencia. Lo más preocupante: los seguidores de Cienciología/Dianética presumen solucionar problemas de salud más bien delicados, como las adicciones o la depresión. En fin, todas promesas más fáciles de contradecir que de cumplir.
Eso no significa otorgar patente de corso a sus detractores. Los manifestantes autoconvocados en Buenos Aires presentaron argumentos de una pobreza escalofriante. Ellos, chicos que deben tener las mejores intenciones, integran la red virtual Anonymous, activos desde hace un año en el contexto del llamado Proyecto Chanology.
La prédica de los Anonymous locales (recogida por América Noticias y la edición Nro 56 de la revista “C”) es poco persuasiva. En este momento, me parece, escrachar a Cienciología en la Argentina es más bien un tiro por la culata: le da visibilidad a un grupo que no la tiene y legitima entre sus miembros un sentimiento de persecución que los victimiza. Centrarse en el afán de lucro tampoco parece ser el mejor argumento para descalificarlos. En esto no se diferencian de cualquier otra religión. La principal debilidad del Proyecto Chanology es que no está impulsado por los enemigos más temidos por la Iglesia de la Cienciología, esto es: los disidentes reales. Ex miembros que, como las ex parejas, no sólo están mejor documentados para presentar los motivos de su enojo sino que tienen información de primera mano, que les permite denunciar lo que consideran un engaño.
Los Anonymous, en cambio, parecen hacerles el caldo gordo.
Si hubieran conseguido un par de ex miembros enfurecidos, el amigo Alfredo Silletta daba una conferencia de prensa con impacto mediático asegurado. El periodista, autor de Shopping Espiritual (Martinez Roca, 2007), sigue siendo el único capaz de organizar una verdadera invasión de sectas en la Argentina.

Read Full Post »

Cuando un barco se hunde, el mar devora a los que flotan alrededor y a los que luchan por alejarse. La Iglesia Católica se hunde y la corriente arrastra a los que están más cerca del torbellino.
Benedicto XVI no terminaba de pisar África, un continente donde el sida mató a millones de personas, y dijo de la epidemia: “Es una tragedia que no se puede superar con la distribución de preservativos, que agravan el problema”. En el diario La Nación, Elisabetta Piqué intentó ser equilibrada. Destacó que “estas pequeñeces” opacaron “los aspectos positivos de su primer viaje a África”. Porque el Papa -conviene recordarlo- viajó para “afianzar los valores de la familia africana”, “proteger a los pobres del impacto de la globalización” y “advertir que los exuberantes ritos locales no deberían obstruir la liturgia de la misa” (los rituales oficiales de las tribus africanas deben ser muy poderosos, si son capaces de obstruir la magia de la misa católica).

El Papa también dijo que viajó para activar el “despertar espiritual y humano”. Pero lo único que despertó fue críticas. Que, sumadas a otras, vienen siendo muchas. Más de las que ningún pontífice recibiera jamás (“¿Por qué Dios no lo destituye, mami?”). Ahora protestaron The New York Times, los gobiernos europeos, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia. “¡Qué dichos tan desafortunados!”. Cosas así, dijeron. Nada tremendo, pero arañan la efigie. Desacralizan su falsa infalibilidad.

Así y todo, millones de personas (católicas y no católicas) no leen a Reynaldo Sietecase. Nunca conocerán los argumentos por los cuales las afirmaciones del Papa son falsas. No leen diarios, no ven noticieros, no están en Facebook. No saben, no tienen, no pueden. Luchan a diario por sobrevivir. Incluso puede que crean -como escribió Martín Caparrós- que el Papa es un grosso. Que si él lo dice, algo de cierto habrá. No saben que afirmar la inutilidad del forro no tiene fundamento. Que no sabe de lo que habla. Que la verdad es lo contrario. Cientos de miles de católicos engañados intentarán nadar contra la corriente. No usarán preservativos, morirán jóvenes y los que salven el pellejo traerán al mundo más niños enfermos, hambrientos o ambas cosas.

Mientras tanto, el petulante barco de Joseph Ratzinger –que ojalá pase a la historia como Benedicto XVI, el Papa Mentiroso- se hunde sin remedio. Probablemente, se llevará con él a los que nadaban cerca, a los que flotaban y a los que trataban de escapar. Si entre ellos no hay sobrevivientes, será injusto.

Enlaces
Críticas al Papa por oponerse al preservativo
The Pope on Condoms and AIDS. Editorial del 17-03-2009 de The New York Times. Traducción al español.
Forro
Señor Papa

Read Full Post »

En 1999, el crítico cultural Mark Dery anunció que los desbordes de subversión minimalista que caracterizaron el fin del siglo XX eran un videoclip precognitivo del Tercer Milenio. Sus apuntes sobre el carnaval infernal -su manicomio pirotécnico– vaticinaban el tembladeral en que iba a entrar el mundo con los atentados en los EE.UU. el 11 de septiembre de 2001, en Madrid el 11 de marzo de 2004 y en Londres el 7 de julio de 2005 y la brutal respuesta de Bush y cía: los bombardeos a Afganistán, la invasión a Irak y la amenaza de guerra preventiva a toda aquella nación incapaz de interpretar la misión pacificadora de los cruzados del mundo libre.
Este nuevo perfil planetario activó un terremoto cultural que abrió paso no a una, sino a centenares de variantes de la Teoría de la Conspiración. ¿Cómo definirla? Es la ansiedad por buscar un orden en el caos. Hallar racionalidad allí donde no la hay (porque nunca la podría haber). El instinto por descubrir que todo tiene un significado oculto. Según la Teoría, los contornos del Bien están perfectamente delineados, claramente separados del Mal. “Que todos los cabos aparentemente sueltos de la historia –escribe Dery– están entretejidos en una oscura red cósmica”. Porque la verdad, se sabe, está allá afuera. “La teoría de la conspiración es al mismo tiempo un síntoma de la angustia milenaria y un remedio casero contra ella. Es una manifestación ectoplásmica de nuestra pérdida de fe en las autoridades de todo tipo y confirma nuestros peores temores de que la realidad oficial”. También es un hechizo mágico contra eso que abunda en la Era de la Información: los datos. Esos fragmentos de realidad que tanto cuesta hilvanar.

LA TEOLOGÍA DE LOS PARANOICOS
Hoy, Barack Obama emerge como una pálida sombra en un mundo caótico, agitado y febril. El panorama es perturbador y pocos parecen dispuestos a discutir los conflictos culturales que sobrevienen ahora, entre los desolados sobrevivientes.
Pero no todo está perdido. Hay gente que todavía se junta para conspirar de verdad.
Desde el 2 al 4 de abril, un tenebroso grupo de periodistas, artistas, activistas y ufólogos serán parte de un encuentro predestinado a convocar gente con gabardinas de cuellos altos, grabadores subrepticios y miradas de reojo. Allí muchos hablarán –y otros tantos presenciarán- conferencias sobre complots económicos, neorracismo, política-ficción, religión y tutti cuanti. La cueva donde se discutirán esos sórdidos asuntos -me informa uno de los panelistas, Vicente-Juan Ballester Olmos– será el Centro de Cultura Contemporánea Octubre, en Valencia, España.

FICHA DEL ENCUENTRO
Segundo Simposio Mundial sobre Teorías de la Conspiración.
Nombre clave: Spectra 09: Política y Conspiración.
Fechas: 2, 3 y 4 de abril de 2009
Temas de análisis: Política. Paranoia. Espacio Exterior. TV.
Organizadores: Octubre CCC y Mess/Age.
Lugar: Centro de Cultura Contemporánea Octubre, Calle Sant Ferran, 12, Valencia.
Web: http://www.spectra.cat/

La conferencia inaugural, a cargo de Javier Cavanilles (periodista de El Mundo, coautor de Los caras de Belmez, 2007), se consagrará a “La cara oscura de Obama”. Vicente-Juan Ballester Olmos, por su parte, distenderá a la audiencia con su charla “Fenómeno OVNI e ideas conspiranoicas”. Le seguirá una intervención de quien -se murmura- es el alma mater del encuentro, Mike Ibáñez, quien hablará de la televisión como territorio conspiranoico.
Durante la segunda jornada se proyectará “638 Ways To Kill Castro”, un documental dirigido por Dolan Cannell dedicado a reseñar los atentados fallidos contra el líder de la revolución cubana.
Encontré este trailer:

El novelista y decano del periodismo de investigación Mariano Sánchez Soler -autor, entre otros, del ensayo Simplemente fascistas– se referirá a la violencia skinhead neonazi en España y en el mundo.
Si los temas que el público enfrentará son polémicos, lo dicho hasta ahora es nada. Porque la piedra del escándalo será la proyección de “Fitna” (2008), el film del diputado holandés Geert Wilders que insufló -en pequeña escala- la Guerra de las Civilizaciones. La película (poco recomendable para corazones sensibles) intercala pasajes de suras del Corán con imágenes y artículos de prensa que describen escenas de violencia por parte de extremistas musulmanes. Wilders, que pretende demostrar que la cultura islámica instiga a odiar a quienes no sigan las enseñanzas del Corán, acaba de salir escaldado de Londres, a donde había llegado invitado por el derechista Partido Independiente del Reino Unido para presentar el film en la Cámara de los Lores.
En Spectra 09 también se proyectará “Mock Up On Mu” (2008), flamante icono del cine under de ciencia ficción paranoica de Craig Baldwin, el escritor inglés Ken Hollings dará la charla “Welcome to Mars” y el dúo italiano “My Cat Is An Alien” presentará el concierto “CosmiConspiracy”.
Durante la jornada de cierre habrá tiempo para una maratón de X-Files, performances en vivo de Djs y exhibiciones multimedia. Es probable que el sigiloso congreso estará en las noticias. Magia Crítica no le perderá pisada, especialmente porque abriga la ilusión de organizar un simposio similar en nuestro país. A propósito, entre las teorías conspiranoicas argentinas ¿cuáles son tus favoritas?

Enlaces
El manicomio pirotécnico: el sueño norteamericano en llamas.
Programa completo de Spektra 09
Geert Wilders regresa a Holanda tras negársele la entrada en el Reino Unido (12/2/09)

Read Full Post »

Estuvo bien la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner. Los discursos siempre están bien. También está bueno criticar en un discurso discursos ajenos. “No es posible escuchar discursos de quienes parece que bajaron de un plato volador y aparecieron hoy en la República Argentina”, exhortó el pasado martes 11 de marzo en la inauguración de un hospital de ojos en Hurlingham, provincia de Buenos Aires. Por esos golpes de realismo mágico a los que nuestro país nos tiene acostumbrados, ese mismo día se cumplía un año exacto del inicio de la guerra gaucha. Y en menos de lo que canta un gallo, los amantes de los misterios –resueltos o sin resolver- celebraremos un año de la aparición del retrato presidencial sobre un rastrojo de soja cerca de Paraná, provincia de Entre Ríos. El enigma, del que se ocupó hasta la National Geographic, era modestísimo. Y duró poco. En mayo de 2008, un grupo de diseñadores y agrimensores dirigidos por Gonzalo Rodríguez, se atribuyó la obra. “Quisimos sintetizar el conflicto que atraviesa a los argentinos desde hace dos meses”, explicó Rodríguez sin parpadear y ante la mirada desconfiada de los ufólogos.

Según el film Señales, estos cerealogramas –unos extraños círculos que comenzaron a aparecer en los cultivos del sur de Inglaterra en los ochenta- eran algo así como anclas cósmicas que precedían a la invasión extraterrestre. Que años después -ugh- acabó siendo una maquiavélica idea que se le ocurrió a dos campeones del arte efímero.
Tampoco están lejos los tiempos en que un gurú chileno, Carlos Warter, llegó al país y dijo: “Los que somos extraterrestres, conscientes de lo cósmico… ¿qué les está diciendo nuestro agente Menem? Les dice: miren la realidad del otro lado. No es un político tradicional. No, es un agente. Lo pusimos acá para que haga una transformación”. O cuando trascendió que Alberto Rodríguez Saa, en una nota que el gobernador de San Luis desmintió tiempo después, estaba en contacto con seres del ignoto planeta Xilium. “La Argentina es un país bendito”, sostenía don Pedro Romaniuk. Bendito y generoso, agregamos.
Para algunos, no hay que ver más allá de lo evidente. La presidenta hizo alusión a los dirigentes del campo. O al exabrupto de Susana Giménez, cuando llamó a “matar a los que matan” y “acabar con esa estupidez de los derechos humanos”. O a los políticos de la oposición. Pero Cristina no dio nombres. Entonces, los que fuimos ufólogos y tenemos la piel curtida en encubrimientos cósmicos, sabemos que estos comentarios no son casuales. ¿Acaso una raza extraterrestre se ha infiltrado entre los argentinos? ¿Estamos ante una inminente revelación?
Si el cerebro presidencial incuba la decisión de liberar información clasificada, este es su momento. Queremos conocer los nombres. Magia Crítica quiere saber quiénes bajaron de un plato volador. Los argentinos tenemos derecho a saber.

Enlaces
Cristina contra la invasión extraterrestre
Discurso de Cristina Fernández de Kirchner
National Geographic News
Cristina en el campo
Todo el poder a ET

Read Full Post »

Older Posts »