Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Jill Peterson y Kevin Heinz’

¿Sabías qué muestra uno de los videos más visitados en YouTube? Una boda. Los que se casan, hasta hace poco, eran unos completos desconocidos. Pero el video, on-line desde el 19 de julio de 2009, explotó con 3,5 millones de visitas durante las primeras 48 horas y ya alcanzó 23 millones, informa Conectados, el blog de Gastón Roitberg. Evidentemente, no es una boda cualquiera. Cuando disfruté del video por primera vez, no imaginaba cómo podía relacionarse este divertidísimo casamiento con las extravagancias culturales que suele tratar Magia Crítica.

Ahora necesito pedirte un favor. Quiero que veas el video (en lo posible, cuando puedas pasarlo con sonido). Dejá avanzar el material unos minutos. Lo ideal, hasta el minuto 4 (cuando la novia se suma a la fiesta). Si no te divierte, hacé pausa. Para llegar al punto es indispensable ver el video, pero no hace falta verlo en su totalidad.

Es una situación infrecuente ¿verdad? No es el tipo de bodas que suelen oficiar las iglesias convencionales. Estalla un clima muy apropiado para la estación del año, la escena fluye florida y primaveral. Los tortolitos son Jill Peterson y Kevin Heinz. Son el uno para el otro, y el video es el colofón -original y a toda marcha- de una gran historia de amor. Este video casero catapultó a Chris Brown, intérprete del tema “Forever”, y fue explotado por varias tiendas digitales. Aquel lindo momento se convirtió en un negocio millonario. En su web oficial, Jill y Kevin explican que decidieron destinar la recaudación al Sheila Wellstone Institute, una organización dedicada a “poner fin a la violencia doméstica en las comunidades norteamericanas y en el mundo”. Fue un modo de evitar malos entendidos. Impecable medida para preservar al amor de uno de los peores pecados posibles: la sospecha de codicia.
Ahora bien, es fácil suponer que, después de ver el video, algunos habrán sonreído y otros (seguramente otras) habrán soñado con haber protagonizado (o disfrutar algún día) una boda similar. La experiencia nos deja una sensación agradable, tal vez nostalgias por no haber estado ahí y hasta ganas de bailar.
A esta altura debo informar algo más: Jill y Kevin pertenecen a una extraña secta.
Te invito a saber cómo continúa esta historia acá.

Anuncios

Read Full Post »