Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Antonio Las Heras’

Las otras profecías. Nota en Las Ultimas NoticiasVarios medios on-line celebran la profecía del Mago Yin, el clarividente salvadoreño que afirmó: “En Chile el 2010 habrá un terremoto muy grande”. Las declaraciones de Efraín Barraza Estrada, como se llama Yin, fueron recogidas por el diario Las Ultimas Noticias el 31 de diciembre de 2009. Entre otros comentarios, que por la presentación mística que hace de sí mismo el personaje son investidos en profecías, en sus ensoñaciones Barraza comparó la magnitud de la catástrofe que vio venir con la de Valdivia en 1960. También predijo un terremoto en Japón, visualizó un tsunami en Filipinas y entrevió erupciones volcánicas en Colombia y Ecuador. Pero estas últimas no interesan a nadie: ahora sólo cuenta el acierto.
Yin, como todo aquel que presume de su clarividencia, incluye en la nómina pronósticos de trazo grueso (aquellas con grandes posibilidades de colar), como una posible enfermedad del octogenario Benedicto XVI o un atentado a Barack Obama.
En suma, las profecías del mago Yin ni siquiera tienen piné de curiosidad. Sí parece increíble que las afirmaciones de estos fantasmones de nota asciendan a la categoría de hechos noticiosos.

Efraín Barraza Estrada, el mago YinCERO EN CÁLCULO DE PROBABILIDADES. Medios, periodistas y opinólogos dan aire a estos personajes pese a que una modesta estadística demostraría que se llevan pésimo con cualquier don predictivo: todo el tiempo, cientos de miles de astrólogos, mentalistas, espiritistas y archimagos vaticinan calamidades dantescas y no son noticia. Cuando de vez en vez la casualidad juega a favor de alguno de ellos, como ahora le tocó al Mago Yin, pocos periodistas notan que han basado su decisión editorial en un razonamiento que hace agua por todo el perímetro.

El Mago Yin la pegó y nadie duda que su popularidad crecerá a ritmo trepidante. Los medios que se jactan de la “primicia” deberían preguntarse cuántos son los videntes que ni siquiera arrimaron el bochín. Hay malas noticias para ellos: todos los demás.

Don Yin es un solitario lanzapredicciones que le debe al azar -y a la cobertura que le prestó algún medio- su momento de gloria. Pero su buena fortuna, que descansa en la injusta atribución de una predicción, muestra en el reverso a cientos de miles de videntes que no acertaron ni de carambola.

Las desmesuradas pretensiones de estos vaticinios se estrellan contra la realidad. Máxime cuando descubrimos que, antes que ver el noticiero en una bola de cristal, a estos profetas perezosos les alcanza con conocer el presente. Por un lado, ningún habitante de Chile o conocedor de su geología ignoraba que es una zona sísmica, siendo por lo mismo un país expuesto a tales riesgos. Por el otro, National Geographic Channel emitió en 2006 un documental (prohibido en Chile)* donde un especialista en terremotos, Don Windeler, y el geólogo Paul Bodin, advertía que había que prepararse para lo peor.

LA CULPA ¿DÓNDE ESTÁ? No es tan grave la existencia de tipos como Efraín Barraza, Antonio Las Heras (quien tras el papelón del caso Pomar sigue recibiendo a distraídos en su consultorio y hasta asesora a personal del Congreso de la Nación) o de otros personajes que creen ser capaces de ver el futuro: cuando entren en el cono de sombra o metan la pata más a fondo, en su lugar habrá otros.
El problema real -sospecho- son los benditos medios, que creen es “color” dar difusión acrítica a esta gente, y la incompetencia de los gobiernos, cuyos funcionarios podrían ocuparse de tomar medidas preventivas y sin embargo están, como hubiese dicho don Vicente Leónidas, colgados en las nubes de Úbeda.

(*) Errata: el documental fue emitido en Chile.

Enlaces

“Las otras profecías del Mago Yin”. En Las Últimas Noticias del 31/12/2009. Bajar artículo en Pdf (1 MB)

Hombre predijo el terremoto hace dos meses. La Alternativa.Org

Un vidente salvadoreño predijo el terremoto. En 24con

Read Full Post »

Jorge AsisJorge Asís, escritor y político argentino con (pobres) aspiraciones presidenciales, tiene un portal, Jorge Asís Digital, donde publica columnas de diferentes corresponsales. Algunos son anónimos y otros usan seudónimos risibles, como Medea Lobotrico-Powell. Hace algunos días, Asís publicó un artículo donde el supuesto Medea (sobre el hallazgo de los Pomar) escribe:
“Si los rastrilladores no descubrieron el automóvil fue, simplemente, porque, en ese sitio, no había ningún automóvil.
“Pudo ser colocado, o plantado, seguramente, por Los Visitantes, ayer mismo, cuando Los Visitantes materializaron el automóvil, y los cuerpos que habían desmaterializado (..)
“Sería preferible, ahora, Asís, que participara de las cinco autopsias, hasta la del perro, algún iniciado en ufología capitalizado por el rigor creativo y la seriedad. (…) Para comprobar, por ejemplo, si quedaron las marcas extrañas, en los cuerpos que Los Visitantes analizaron.”
“Algunos van a sonreir. A mí me dan ganas de llorar”, escribí hace días a propósito del grotesco y ofensivo dislate perpetrado por el sujeto en cuestión.
En estos días -gracias a la capacidad de reacción de algunos usuarios de YouTube-, circularon un par de videos que ojalá permanezcan en la memoria colectiva. El primero (abajo) recuerda la emisión de Crónica TV con las “visiones” de Antonio Las Heras (quien ahora trata de hacer creer que “los vio vivos en el paraíso”.)

El otro es el informe del programa “6-7-8″, en Canal 7. Con la participación de Mirtha Legrand, Fabio Zerpa, Antonio Las Heras, Mauro Viale, Guillermo Andino, Luis Vicat, Raúl Kollman y conductores, columnistas y movileros de (casi) todos los noticieros televisivos:

Dos frases para terminar:

“Castiguen a quienes corresponda por estos 24 días de sospechas infundadas, de análisis torpes, de búsqueda de todo lo que podría indicar algo morboso detrás de lo que ahora es una dolorosa pero simple muerte”.

Víctor Hugo Morales

“Encuentro a la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la prende me voy al otro cuarto a leer un libro”.

Groucho Marx

(Gracias a Omar López Mato, Max Seifert y Enrique Márquez por los links y a José Luis Oliver por recordarme la frase de Marx).

Enlaces

Caso Pomar: el final de una triste comedia Argentina. Por A. Agostinelli. En este mismo blog.

Caso Pomar. Una triste lección. Por Tomás Eliaschev en Veintitrés y diario El Argentino del 10/12/09.

Animales sueltos. Por A. Agostinelli en Crítica de la Argentina del 8/12/09.

Caso Pomar: El fin del delirio. Por A. Agostinelli en Newsweek Argentina del 10/12/09.

Vuelo 447: otra conspiración explota en el aire. En Magia Crítica. 7/06/09

El día que a Antonio Las Heras se le pinchó el talismán. En Magia Crítica. 9/06/09

Read Full Post »

El avión cruza las nubes sobre el océano y en menos de cuatro minutos 228 vidas se apagan. El Airbus-330 se esfuma de los radares y desaparece del mapa, en un punto equidistante del Atlántico. Pasan las horas, los días. El vuelo de Air France 447 se ha desvanecido. No hay sobrevivientes. Ni testigos. Bueno, sí: un puñado de señales automáticas comunicaron el siniestro. Pero no las causas. ¿Un temporal? ¿Un atentado? ¿Una falla humana? ¿Una avería? La respuesta está, tal vez, en una caja negra. En el fondo del mar.

Pero la ansiedad no espera. Las especulaciones basadas en indicios -su fatídica ambigüedad- desata la desconfianza. Los claroscuros, a veces, se completan con más oscuridad.

Por estos días, un zahorí ecológico detectó que el punto 38 de “la malla de energía cósmica” (suerte de red de meridianos de acupuntura, pero que rodean a la Tierra) coincide con la zona de la catástrofe (ver video). La incertidumbre engendra teorías desmesuradas. La esperanza -o fe, cuando es excesiva- también.

Algunos medios han comparado la tragedia con el argumento de la serie Lost. ¿Y por qué no? Si hasta las víctimas parecen actores de una novela. Dentro del mismo clima, un show televisivo argentino le pidió opinión a un esoterista. Sus productores no han considerado un despropósito convocar a un ufólogo para poner en palabras lo que tantos imaginan: “Un plato volador secuestró el avión”. Porque ya sucedió. Ahí está el caso del piloto australiano Frederick Valentich, desaparecido en octubre de 1978. Además, el legendario vórtice devorador de naves de manufactura humana no está lejos: para hacer cuadrar el Triángulo de la Bermudas basta estirar un cachitín uno de sus vértices.

El viernes 5, el inefable doctor Antonio Las Heras apareció en Hechos y protagonistas, el programa que conduce Anabela Ascar en Crónica TV. Al parecer -me han comentado, yo no lo ví- Las Heras descartó que los pasajeros del Airbus vayan a reencarnar en la isla de Lost. Arriesgó una hipótesis sensiblemente menos novelesca, o con más inserción social: los pasajeros del vuelo 447 podrían haber sido abducidos por una nave alienígena. En 2001, el contactado Sixto Paz Wells postuló el mismo destino para los cuerpos volatilizados en las Torres Gemelas. “Qué raro, semejante desastre y ningún cadáver”. Algo así, dijo. Desde el sábado 6, los rescatistas empezaron a descubrir cuerpos flotando sobre el Atlántico. Serían del vuelo 447. Pase lo que pasare, si la noticia se confirma o no, para el caso da igual: no todos los restos de las víctimas serán recuperados. El conspiracionista no diseña sus teorías con evidencias. Su arte es posible gracias a una astucia superior: teoriza en base a las piezas que faltan. Ahí, en la ausencia de evidencias, reside su poder de persuasión. No puede demostrar nada. Pero tampoco es la idea. El misterio es más jugoso sin respuestas concretas. La sospecha, esa cadena de racionalizaciones ancladas en la imaginación, vuelve a estas conjeturas invulnerables. Más entre los que tienen fe. Como le llaman a la esperanza, cuando es mucha por razones más emocionales que intelectuales.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores